Terapia Floral

Terapia floral, para niños y adultos

El Doctor Batch quería que el uso de los florales fuera tan directo y simple como para que todo el mundo los entendiera.
En sus propias palabras dijo: “Este trabajo de curación ha sido creado, publicado y entregado a las manos del hombre de forma que las personas puedan ayudarse a sí mismas ya sea en la enfermedad o para mantenerse saludables. No requiere ciencia alguna, sólo un poco de conocimiento y simpatía y comprensión de la naturaleza humana, lo cual es lo normal para la mayoría de nosotros”.

La enfermedad es, en esencia, el resultado de un conflicto entre el Alma y la Mente, y no se erradicará más que con
un esfuerzo espiritual y mental. Estos esfuerzos, si se llevan a cabo adecuadamente, con entendimiento, pueden curar y evitar la enfermedad al eliminar esos factores básicos que son su causa primaria.

Para entender la naturaleza de la enfermedad hay que conocer ciertas verdades fundamentales.

La primera de ellas es que el hombre tiene un Alma que es su ser real; un Ser Divino, Poderoso, Hijo del Creador de todas las cosas, del cual el cuerpo, aunque templo terrenal de esa Alma, no es más que un diminuto reflejo: que nuestra Alma, nuestro Ser Divino que reside en y en torno a nosotros, nos da nuestras vidas como quiere El que se ordenen y, siempre que nosotros lo permitamos, nos guía, protege y anima, vigilante y bondadoso, para llevarnos siempre a lo mejor; que El, nuestro Ser Superior, al ser una chispa del Todopoderoso es, por tanto, invencible e inmortal.
El segundo principio es que nosotros, tal y como nos conocemos en el mundo, somos personalidades que estamos aquí para obtener todo el conocimiento y la experiencia que pueda lograrse a lo largo de la existencia terrena, para desarrollar las virtudes que nos falten y para borrar de nosotros todo lo malo que haya, avanzando de ese modo hacia el perfeccionamiento de nuestras naturalezas. El Alma sabe qué entorno y qué circunstancias nos permitirán lograrlo mejor, y, por tanto, nos sitúa en esa rama de la vida más apropiada para nuestra meta.
En tercer lugar, tenemos que darnos cuenta de que nuestro breve paso por la Tierra, que conocemos como vida, no es más que un momento en el curso de nuestra evolución, como un día en el colegio lo es para toda una vida, y aunque por el momento sólo entendamos y veamos ese único día, nuestra intuición nos dice que nuestro nacimiento está infinitamente lejos de ser nuestro principio y que nuestra muerte está infinitamente lejos de ser nuestro final. Nuestras almas, que son nuestro auténtico ser, son inmortales, y los cuerpos de que tenemos conciencia son temporales, meramente como caballos que nos llevaran en un viaje o instrumentos que utilizáramos para hacer un trabajo dado.
Sigue entonces un cuarto principio, que mientras nuestra Alma y nuestra personalidad estén en buena armonía, todo es paz y alegría, felicidad y salud. Cuando nuestras personalidades se desvían del camino trazado por el alma, o bien por nuestros deseos mundanos o por la persuasión de otros, surge el conflicto. Ese conflicto es la raíz, causa de enfermedad y de infelicidad. No importa cuál sea nuestro trabajo en el mundo –limpiabotas o monarca, terrateniente o campesino, rico o pobre. Mientras hagamos ese trabajo particular según los dictados del alma todo está bien, y podemos además descansar seguros de que cualquiera que sea la posición en que nos encontremos, arriba o abajo, contiene esa posición las lecciones y experiencias necesarias para ese momento de nuestra evolución, y nos proporciona las mayores ventajas para el desarrollo de nuestro ser.

Las esencias florales son remedios vibracionales, no son medicamentos, y no interactúan con fármacos. Pueden ser usadas desde el nacimiento.
Se puede aplicar a cualquier ser vivo (plantas y animales) o ambientes.
Apuntan fundamentalmente a la armonización del agua, que representan nuestras emociones, pero también a al elemento mas presente en nuestro cuerpo y el planeta y mediante dicha armonizacion, la transformación hacia la salud que haya sido distorsionada por cualquier desequilibrio emocional.
La energía de las flores, que nos embellecen y perfuman incondicionalmente, facilita cualquier terapia mediante la armonización y la honra de la Naturaleza. Pueden usarse en forma preventiva, para el auto conocimiento o terapéuticamente.

Que es la Terapia Floral?

El uso de las esencias florales con finalidad terapéutica permite la armonización que comienza en el liquido del cuerpo y se irradia hacia todas las instancias físicas y sutiles del individuo.
La mayoría de las esencias florales tienen indicaciones precisas que se evidencian en el topo de suelo en que crecen, y la forma y comportamiento de la planta que les da origen. Además mediante diversas formas energéticas de diagnostico se pueden llevar a una orientación mas profunda, que la teoría.
La terapia floral además de producir transformaciones en todos los niveles energéticos del individuo, facilita el proceso desde un lugar de aprendizaje, de muchas veces mas conscientes, que redunda en un cambio de conducta, y de vida.
Es fundamental recordar que el tratamiento es personalizado y abarca a los sistemas y ambiente donde el individuo se mueve.

Formulas Magistrales para
Estudio
Strees
Insomnio
Agotamiento físico
Cansancio mental
Etc.

Solicitar un turno